Google

25 mayo 2007


DAR A LUZ:RECOMENDACIONES DE LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD I





En las actuales condiciones en las que se da a luz en gran parte de los hospitales españoles, el parto se ha convertido nada mas y nada menos que en una leyenda urbana, una situación de miedo y desconcierto alimentado desde distintas vertientes: profesionales, madres, bibliografía, administración... Por eso universozoe considera que no está demás dar a conocer cuales son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) nuestro referente en materia de Salud.

Nuestro interés es el de dar a conocer que el parto es un proceso fisiológico normal y que el cuerpo de la mujer está preparado para este acontecimiento. No es posible que en nuestro país las mujeres no tengamos cuerpos adecuados para parir a nuestros hijos, parece mas bien, que son los métodos de asistencia al parto los que no son adecuados como así lo pone de manifiesto la OMS.

España como país miembro de la Unión Europea ha tenido que equiparse en muchas materias (Agricultura, Pesca, Economía, Educación....) hemos arreglado leyes y procedimientos para igualarnos con nuestros vecinos...entonces ¿porque no hacerlo en un aspecto tan delicado, importante y fundamental en nuestras vidas? Las mujeres españolas y nuestros hijos, nos merecemos tener una asistencia al parto equiparable a nuestras convencinas, no es posible que en gran parte de la Unión vivan partos del año 2007 y nosotras sigamos con métodos basados en creencias y principios obsoletos propios de otras épocas y realmente nocivos para el tandem mamá-bebé.

Recomendaciones de la OMS:

  • Para el bienestar de la nueva madre, un miembro elegido de su familia debe tener libre acceso durante el parto y todo el periodo postnatal. Además, el equipo sanitario también debe prestar apoyo emocional.

  • Las mujeres que dan a luz en una institución deben conservar su derecho a decidir sobre vestimenta (la suya y la del bebé), comida, destino de la placenta y otras prácticas culturalmente importantes.

  • El recién nacido sano debe permanecer con la madre siempre que sea posible. La observación del recién nacido sano no justifica la separación de su madre. Debe recomendarse la lactancia inmediata, incluso antes de que la madre abandone la sala de partos.

  • Algunos de los países con una menor mortalidad perinatal en el mundo tienen menos de un 10% de cesáreas. No puede justificarse que ningún país tenga más de un 10-15%.

  • No hay pruebas de que después de una cesárea previa sea necesaria una nueva cesárea. Después de una cesárea debe recomendarse normalmente un parto vaginal, siempre que sea posible una intervención quirúrgica de emergencia.

  • La ligadura de las trompas de Falopio no es una indicación de cesárea. Existen métodos más sencillos y seguros de esterilización tubárica.

  • No existe evidencia de que la monitorización fetal rutinaria tenga un efecto positivo sobre el resultado del embarazo. La monitorización fetal electrónica sólo debe efectuarse en casos cuidadosamente seleccionados por su alto riesgo de mortalidad perinatal, y en los partos inducidos. Se precisan más estudios sobre la selección de las mujeres que podrían beneficiarse de la monitorización fetal. Entre tanto, los servicios nacionales de salud deberían abstenerse de adquirir nuevos equipos.

  • Se recomienda controlar la frecuencia cardiaca fetal por auscultación durante la primera fase del parto, y con mayor frecuencia durante el expulsivo.

  • No está indicado rasurar el vello pubiano o administrar una enema antes del parto.

  • No se recomienda colocar a la embarazada en posición dorsal de litotomía durante la dilatación y el expulsivo. Debe recomendarse caminar durante la dilatación, y cada mujer debe decidir libremente qué posición adoptar durante el expulsivo.

  • Debe protegerse el perineo siempre que sea posible. No está justificado el uso sistemático de la episiotomía.

  • La inducción del parto debe reservarse para indicaciones médicas específicas. Ninguna región debería tener más de un 10% de las inducciones.

  • Durante el expulsivo debe evitarse la administración rutinaria de analgésicos o anestésicos (salvo que se necesiten específicamente para corregir o prevenir alguna complicación).
  • No está justificada la rotura precoz artificial de membranas como procedimiento de rutina.

  • Se requieren más estudios para valorar cuál es el mínimo de ropa especial que deben llevar quienes atienden al parto o al recién nacido.

Hemos resaltado prácticas que se incumplen de manera nítida en partos normales. En próximos post detallaremos el porque de estas recomendaciones, que suele ocurrir al incumplirlas etc...

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger miss k said...

hola, quiero contactarte para www.abcdelbebe.com
Cómo hago no encuentro tu correo

escríbeme a registro@abcdelbebe.com

11:13 p. m.  
Blogger ZOE said...

miss k: mi correo (universozoe@yahoo.es)

11:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home